Perú debe de alinearse a sus pares de la Alianza del Pacífico

Así como Francisco, un gran porcentaje de la población llega a la etapa de vejez sin ningún tipo de protección que pueda darle un sustento económico, para vivir de manera tranquila durante esa etapa. Debido a ello, deben continuar trabajando, a pesar de su avanzada edad, para solventar los gastos de su hogar.

Perú pertenece a la iniciativa denominada “Alianza del Pacífico” –constituida también por México, Colombia y Chile– con visiones afines del desarrollo, el libre comercio y la economía. Dentro de este grupo, Perú es el único país que no establece una garantía de pensión mínima a aquellos afiliados que aportan a un sistema de capitalización individual.

Colombia, Chile y México incluyen en su sistema pensionario una garantía de pensión mínima estatal para aquellos afiliados que cumplan con ciertas condiciones:
  • Chile: El Estado garantiza una pensión mínima a aquellas personas que tengan 20 años de cotización y a quienes no puedan financiar la pensión con el monto acumulado en su cuenta.
  • Colombia: Existe una Garantía Pensión Mínima (GPM) para los afiliados del Régimen de Ahorro Individual con Solidaridad (RAIS–Privado) que no tienen saldo suficiente para financiar esta pensión y cumplen los requisitos de elegibilidad. La
  • GPM se paga en primera instancia con el ahorro del pensionado, y cuando este se agote entra a pagar el Fondo de Garantía de Pensión Mínima.
  • México: El Estado garantiza una pensión mínima a los trabajadores que cumplan con los requisitos para su jubilación (1.250 semanas de cotización y 65 años) y no hayan acumulado recursos suficientes para cubrir una pensión, equivalente a un Salario Mínimo general para el Distrito Federal. La Afore realiza el pago con cargo a la cuenta individual hasta que se agota, y posteriormente el gobierno federal financia dicha pensión.
Por otro lado, los cuatro países integrantes de la Alianza del Pacífico, cuentan con programas de solidaridad o de protección social, a cargo del Estado, dirigidos a la población de bajos ingresos y mayores de 65 años, que se encuentren en condición de extrema pobreza y no estén recibiendo pensión de ningún sistema previsional.

En el caso de Perú, el programa existente es “Pensión 65”, mediante el cual, el año 2016, se benefició un 28.3% de la población adulta mayor. Sin embargo, debido a que solo cubre a personas en extrema pobreza, muchas personas de 65 años a más, de ingresos bajos no pueden ser beneficiadas.



Búscanos en Facebook
Síguenos en Twitter