Más trabajo formal para los peruanos

Diez años atrás el porcentaje de informalidad alcanzaba el 79% de la PEA, es decir, de 10 personas trabajadoras, 8 se desempeñaban en la informalidad. El día de hoy, ese porcentaje solo se ha reducido 73%, lo que significa que de cada 10 personas, 7 son informales. Esto demuestra que al trabajador peruano le es muy difícil formalizarse, perdiendo así los beneficios sociales como salud y pensión.
Este grupo no cuenta con acceso a seguridad social, como sí es el caso de aquellos trabajadores dependientes que obtienen servicios de salud y pensiones, porque están en la formalidad. Así también, los trabajadores independientes forman parte del rubro informal, y la gran mayoría de ellos no aportan a ningún sistema de pensiones; debido a la amplia variedad de actividades que realizan, y la variación de sus ingresos, donde se encuentran profesionales con alta remuneración, y trabajadores con baja capacidad contributiva.
Algunas características del perfil del trabajador informal, según una encuesta realizada este año:

  • El 45% de personas asegura que sus pagos son irregulares.
  • De las personas no afiliadas a un sistema de pensiones, el 26% indica que no ha pensado cómo financiar su vejez.
  • Por edad:
    • 5,3 millones (45,2%) se encuentran entre 25 y 44 años.
    • 3,1 millones (26,7%) entre 45 y 64 años.
    • 2,5 millones (21,2%) entre 14 y 24 años.

Según cifras del INEI, son informales 6.66 millones de empresas, las que representan una quinta parte del PBI del país; pues en promedio, en la última década, el sector informal ha representado el 19% de la economía.
Se tiene que tomar en cuenta que el actual gobierno prometió generar –hacia  el bicentenario–1.5 millones de empleos formales. Esto significaría que cada año deberían crearse 300 mil puestos de trabajo; pues la meta supone reducir la informalidad en un 26%, de modo que el año 2021 el porcentaje sea de 52%.




Búscanos en Facebook
Síguenos en Twitter