Lo que debes saber de las AFP y ONP

El sistema de pensiones es el conjunto de mecanismos que un gobierno dispone con el fin de que la población ahorre para su etapa de vejez, cuando su capacidad de generar ingresos disminuye o se convierte en nula. Así el sistema asegura que las personas dispongan de los ingresos necesarios para cubrir sus gastos, y vivir de manera tranquila en su vejez.

En Perú, existen dos tipos de sistemas, el Sistema Privado de Pensiones (SPP), y el Sistema Nacional de Pensiones (SNP). Ambos con la finalidad de proveer pensiones; sin embargo, con características y procesos distintos.

Fondos

El Sistema Nacional es un sistema previsional a cargo del Estado que actúa bajo un régimen de reparto el cual es administrado por la ONP. El sistema de reparto implica que todos los afiliados aportan su dinero a una bolsa común colectiva, solidaria e intangible; y ese fondo se divide entre los pensionistas actuales; es decir, los aportes de los afiliados de hoy, pagan las pensiones de los jubilados actuales.

Ya que este sistema nacional no tiene cuentas individuales de capitalización, a diferencia del SPP, no se asegura la proporcionalidad entre los aportes del afiliado y el resultado de su pensión, por lo que una persona que haya aportado lo necesario para recibir una pensión alta, puede que no la reciba.

En el caso del SPP, los afiliados tienen cuentas individuales de capitalización donde van a parar todos sus aportes, de manera mensual, y la rentabilidad que las AFP proveen por cada uno de ellos. Esto asegura que cada afiliado, al momento de su jubilación, acumule un fondo personal proporcional a lo que ha ahorrado durante su vida laboral. Su pensión será también acorde a dicho esfuerzo.

Pensiones
En el sistema público, el requisito fundamental para recibir una pensión de jubilación es haber hecho aportes durante 240 meses –20 años– no necesariamente de manera ininterrumpida; ya que de no contar con ese requisito el acceso a condición de pensionado desaparece; es decir que no recibirá pensión alguna.

Más de 800,000 personas, afiliadas al Sistema Nacional, estarían en riesgo de no recibir nada para su vejez en los próximos años, y se estima que esta situación podría empeorar para el año 2050, superando el millón de personas.

Según el Instituto Nacional de Estadística e Información (INEI), para el año 2015, el número de afiliados al sistema público de pensiones que dejó de aportar creció 13%, tras sumar 2.42 millones de personas; mientras que la cifra de los que aportan regularmente solo crecieron 1%, a 1.58 millones de personas. Principal razón por la cual los afiliados no reciben una pensión.

Por otro lado, en el caso del SPP dicho requisito no existe. Un afiliado al SPP puede acceder a este beneficio con haber realizado solo un año de aportes, porque precisamente las AFP se encargan de administrar el dinero, y mantener los ahorros de los afiliados para cuando estos decidan jubilarse. Lo ideal es aportar el mayor tiempo para que éste fondo sea óptimo al momento de la jubilación.

Si bien el SPP no cuenta con un monto mínimo de pensión, que en el caso de la ONP es S/415, brinda un monto promedio más alto de pensiones a sus afiliados, superando en 60% al Sistema Público. Además de contar con una pensión mínima, la ONP, cuenta con una pensión máxima de S/857.36, que sigue siendo menor que la pensión promedio del SPP. La pensión promedio del SPP es de S/1.100, y en contraparte, el SNP es de S/680.




Búscanos en Facebook
Síguenos en Twitter