Cálculo de Pensiones del SPP y ONP

El cálculo de pensiones se diferencia entre el Sistema Privado (SPP) y el Sistema Nacional (SNP), debido a los esquemas característicos de cada uno de estos. Siendo la principal o más resaltante diferencia, la existencia de una Cuenta Individual de Capitalización (CIC), en el SPP, y un esquema de reparto común en el SNP.
En el Sistema Privado de Pensiones:
  • La pensión que se genera en el SPP depende de: los aportes realizados durante la vida laboral del afiliado, la frecuencia con el que realiza los mismos (densidad de cotización), la edad en que se empiece a aportar y la rentabilidad generada por la AFP. Cabe resaltar que el aporte obligatorio para trabajadores dependientes es del 10% del salario mensual.
  • Se puede mejorar la pensión aumentado la frecuencia de aportes, realizando aportes previsionales voluntarios, o buscando la AFP que ofrezca mayor rentabilidad.
  • Las pensiones, en las AFP, se encuentran directamente relacionadas al tamaño del fondo alcanzado por el afiliado y no cuentan con un tope máximo. Lo que se ha observado en el sistema, es que en promedio, cuando una persona va a jubilarse a los 65 años su fondo está compuesto por el 52% de los aportes que ha realizado toda su vida y el 48% de la rentabilidad que le ha provisto la AFP.
  • Las pensiones que pagan las AFP son las más altas, en promedio de S/1,100.00, a pesar que los actuales pensionistas del SPP tienen un período máximo de aportaciones de 20 a 21 años, es decir, que no han completado aún un ciclo natural de aportaciones que podría decirse es de 40 años (de los 25 a los 65 años de edad).
En el Sistema Nacional de Pensiones:
  • La ONP administra diversos regímenes de jubilación del Sistema Nacional de Pensiones, siendo el más importante el comprendido por el D.L. N°19990.
  • Las prestaciones otorgadas por la ONP para los asegurados, comprendidos bajo este Decreto, son la pensión de jubilación (general o adelantada), pensión de invalidez y pensión de sobrevivencia (viudez, orfandad y ascendientes) .
  • Si bien es cierto que el SNP cuenta con una pensión mínima (S/415), también cuenta con una máxima de S/857.36; es decir que por el hecho de que la persona aporte un monto mayor cada mes o lo haga por un mayor tiempo, no podrá recibir una pensión mayor a ese monto.
  • Las condiciones para que los asegurados o sus derechohabientes obtengan el derecho para recibir alguna de estas pensiones son las siguientes:
a) Pensión de Jubilación:




  • La remuneración de referencia se calcula la siguiente manera :
i. Para los asegurados que aportaron durante 30 o más años completos, es igual el promedio mensual que resulte de dividir entre 36, el total de las remuneraciones asegurables, percibidas en los últimos 36 meses consecutivos inmediatamente anteriores al último mes de aportación.

ii. Para los asegurados que aportaron durante 25 años completos y menos de 30, es igual al promedio mensual que resulte de dividir entre 48, el total de las remuneraciones asegurables, percibidas en los últimos 48 meses consecutivos inmediatamente anteriores al último mes de aportación.

iii. Para los asegurados que aportaron durante 20 años completos y menos de 25, es igual al promedio mensual que resulte de dividir entre 60, el total de remuneraciones asegurables, percibidas en los últimos 60 meses consecutivos inmediatamente anteriores al último mes de aportación.

  • El pensionista puede percibir una pensión de jubilación y trabajar al mismo tiempo, siempre y cuando la suma de la pensión de jubilación y el ingreso adicional no supere el 50 % de la UIT. Si no, se deberá elegir una de ellas. Si el pensionista decide percibir el ingreso adicional, se debe suspender la pensión de jubilación. Asimismo, se tendrá que realizar un nuevo cálculo de la pensión.

b) Pensión de Invalidez:




  • La pensión de jubilación e invalidez no puede ser menor a S/415, mientras que la pensión de sobrevivencia no puede ser menor a S/270. Asimismo, la pensión máxima para todos los casos no puede ser mayor a S/857.36.
c) Pensión de Sobrevivencia:
  • La pensión de sobrevivencia se otorga al fallecimiento de un asegurado con derecho a pensión de invalidez o jubilación, si el fallecimiento del asegurado se da a consecuencia de un accidente común estando en periodo de aportación; y si el fallecimiento del asegurado se da a consecuencia de accidentes de trabajo o enfermedad profesional.
  • Si el asegurado hubiese tenido derecho a 2 pensiones, para el cálculo de las pensiones de sobrevivencia se tomará en cuenta la de mayor monto.
  • El capital de defunción, es un pago único, que se le otorga a los herederos de un asegurado fallecido (cónyuge, hijos, padres o hermanos menores de 18 años) que hubiera tenido derecho a pensión de invalidez o jubilación. Este pago se realiza únicamente cuando los herederos no tienen derecho a pensión de sobrevivientes. El capital de defunción será equivalente a seis remuneraciones de referencia con el tope de la pensión máxima mensual (S/857.36).



Búscanos en Facebook
Síguenos en Twitter